3. Resultados

  • De acuerdo con nuestra misión, estamos en vías de garantizar una atención personalizada, de tal forma que el paciente pueda ser atendido por el mismo especialista a lo largo de todo el episodio, el 45 por 100 de los servicios lo hacen de este modo.
  • Hemos mejorado los sistemas de comunicación y los circuitos asistencia- les de citación de pacientes, garantizando la cita directa a especializada (consultas y pruebas) desde todos los centros de salud del área, se facilita la cita on-line a AP desde el domicilio del paciente en todos los Equipos de AP, se recuerda mediante sms al usuario el día de cita para consulta, prueba o intervención quirúrgica con lo que se ha disminuido considerablemente la inasistencia a la cita, pasando de un 6,23 por 100 a un 5,64 por 100 (p<0,00001), se comunica por e-mail, en tiempo real, desde el servicio de recepción y documentación clínica, al médico de familia el ingreso de cualquier paciente adscrito a su cupo, especificando motivo de ingreso y número de habitación, de tal forma que tenga la posibilidad de visitarlo en el hospital, a tal efecto se han modificado las etiquetas de las historias de manera que en todas ellas figura el nombre del médico de familia al objeto de que pueda acceder a la historia hospitalaria si así lo estima.
  • Se han establecido las medidas necesarias para que todas las revisiones de AE sean citadas por el propio especialista, el 30,43 por 100 de las especialidades se citan actualmente, al tiempo que los informes de consultas especializadas, altas hospitalarias, informes de enfermería al alta y resultados analíticos y de anatomía patológica lleguen a todos los centros de salud vía electrónica. Hemos implantado el módulo de Historia Clínica Informatizada (Turriano) de AP en AE para favorecer la consulta por el especialista de la historia de AP y de esta forma aumentar la información de cara a una atención más integral del paciente, actualmente el 100 por 100 de los profesionales tienen acceso a internet.
  • Posicionamos en la Intranet de Área todos los correos electrónicos de los profesionales para facilitar de esta forma la comunicación entre ellos con un solo golpe de ratón.
  • Dotamos a cada servicio del hospital de un «teléfono móvil de contacto con AP», para de esta forma hacer más ágil la comunicación entre los distintos profesionales de cara a consultar algún aspecto clínico relacionado con los pacientes.
  • Se ha formalizado el Pacto Anual entre AP y AE orientado a reequilibrar la oferta y la demanda de servicios especializados estableciendo compromisos de actividad y demanda con todos los profesionales del área con evaluación mensual de dichos Pactos y publicación de los  resultados en la Intranet del Área.
    Hemos organizado las «Agendas» de AP y AE de cara a que el profesional disponga del tiempo suficiente para atender con calidad al paciente. Así, el 64 por 100 de los facultativos de AP separa de la consulta la actividad administrativa pasando a una presión asistencial de 29 pacientes/día dedicándole 10,35 minutos/paciente.
    (En el hospital citar desde las consultas las revisiones, comunicarse con el compañero del otro nivel asistencial a través de e-mail y teléfono móvil, aumentar el número de altas. Estas últimas se han incrementado en un 7,54 por 100 del 2005 con respecto al 2004 y en un 3,93 del 2006 con respecto al 2005).
  • Se han establecido cauces de interrelación entre responsables clínicos de ambos niveles asistenciales, así, mensualmente se cuelgan en la Intranet de Área los datos de actividad de AP y AE así como las listas de espera de especializada y consumo farmacéutico de ambos niveles asistenciales. Cada médico de AP tiene conocimiento, mensualmente, sobre sus interconsultas a especializada, normales y preferentes, a través de la Intranet de Área, desde su puesta en marcha la Intranet ha registrado 241.024 visitas (444 visitas/ día).
  • Se ha puesto en marcha el intercambio «formativo» de profesionales entre los distintos niveles asistenciales como elemento clave de la coordinación de niveles. Así como el desplazamiento de especialistas a los centros de salud y un reciclaje a la «carta y de por vida» de AP en AE (cada profesional de AP puede pasar una jornada de su trabajo, cada 15 días, en el servicio hospitalario que escoja y por el tiempo que estime necesario), para intentar conseguir que los profesionales de ambos niveles se conozcan, requisito este imprescindible, a nuestro entender, para propiciar una buena coordinación (el 34% de los médicos de primaria, 32% de la enfermería y 17% de auxiliares administrativos han realizado reciclaje).
  • Se han establecido áreas clínicas susceptibles de mejora como fase previa a la instauración de la gestión por procesos. Creemos que, una vez conocido que los profesionales sanitarios tienen, por las nuevas tecnologías, un acceso amplio, bueno e inmediato a la información médica, y la escasa utilidad práctica que están demostrando tener las vías clínicas amplias para el desarrollo de los procesos asistenciales (esto es una realidad), es más adecuado avanzar en la realización de rutas asistenciales, consensuadas entre los dos niveles asistenciales. Estas «rutas asistenciales» presentan una serie de características tales como: ¿qué se interconsulta?, ¿por qué y para qué se consulta?, ¿qué deberá aportar el paciente? Pruebas... ¿en cuánto tiempo deberá estar interconsultado?, ¿cuántas revisiones deberá hacer en AE?; por ello, invitan a contestar al aspecto interconsultado, marcan perfectamente los tiempos, devuelven al enfermo a su entorno natural de AP (donde deben resolverse el 80% de los procesos) y tienen en cuenta que el 70 por 100 de las rutas son para volver al origen en corto tiempo y no volver en largo tiempo a visitar ese destino. Nos hemos decantado por esquemas directos, obviando lo obvio, rutas reales, cercanas y alcanzables. El estudio concienzudo de la patología es responsabilidad intrínseca de los profesionales y no es la organización quien deba imponérselo. La función de la Gerencia es facilitar las herramientas para ejercer una medicina moderna y basada en evidencias, siempre, por supuesto, adaptado a nuestros recursos. Están en marcha 2 rutas y en elaboración otras 11.
    En esta misma línea, hemos diseñado un mapa de procesos en el que identificamos y definimos los procesos estratégicos, claves y de soporte de cara a la implantación definitiva de la «gestión por procesos» como herramienta clave de nuestra organización.
    La AP puede solicitar cualquier prueba diagnóstica que estime oportuno. De esta forma, se ha pasado de prácticamente cero pruebas especiales en 2004 a 425 TAC, 96 RMN, 29 endoscopias, 22 ecodoppler y 2.800 ecografías en el 2006. Devolviendo a primaria la función diagnóstica y aumentando su capacidad para resolver los problemas de salud de los usuarios sin recurrir a consultas de hospital (se han disminuido las interconsultas de AP al hospital en un 3,595% en el 2006).
  • Se ha introducido el acceso a las pruebas de imagen a través de la digitalización, de forma que se pueden transmitir a cualquier terminal de la red del área; de esta forma, las imágenes están disponibles rápidamente para cualquier profesional, evitando la duplicidad de pruebas y la exposición in- necesaria del paciente a radiaciones.
  • Se han reformado todas las comisiones para hacerlas de área con participación de profesionales de los dos niveles asistenciales.
  • Se ha potenciado el servicio de atención al usuario, que actualmente lleva a cabo una importante actividad programada: visita (SAU), al 100 por 100 de los pacientes con cirugía programada, al 80 por 100 de los ingresos, 97,79
    por 100 de las personas mayores de 65 años para detectar riesgo social. Se llevan a cabo actividades de animación sociocultural, animación a la lectura, pasatiempos y talleres.

© 2021. Centro de Estudios Financieros contactar

Puede consultar nuestras condiciones generales y política de protección de datos.