Sanidad del Futuro (e-Health, m-Health, e Inteligencia Ambiental)

Dr. Javier Cabo Salvador
Director del Máster de Gestión Sanitaria del CEF.- y la UDIMA

Unidades de Gestion Clínica: pilares para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud

La e-Health (telemedicina) y las Tecnologías de Información y Comunicación en sanidad (TIC), en sus diferentes modalidades de teleconsulta, telediagnóstico, telemonitarización, teleasistencia, telecirugía, teleformación y telerehabilitación, se definen como “el uso de la información electrónica y las TIC en apoyo de la asistencia clínica, la educación sanitaria y la salud pública a distancia”, siendo la m-Health (m-salud o salud móvil) “una variante de telemedicina realizada con el apoyo de los dispositivos móviles como (smartphones, tabletas, PDAs)”.

El impacto de las TIC es decisivo en el desarrollo de la medicina y clave en la gestión de pacientes crónicos, mejorando la calidad asistencial y la seguridad y cambiando el concepto de equidad y accesibilidad, al salvar las barreras tanto geográficas como políticas, económicas y administrativas, ayudando a mejorar la continuidad del proceso asistencial en base a la eficiencia, eficacia y efectividad, reduciendo costes, evitando duplicidad de pruebas, agilizando procesos, evitando el desarrollo de morbilidades y posibilitando el desarrollo de la medicina personalizada. La adopción de tecnologías cloud dinamizará aún más la implantación de la telemedicina y de los Historiales Médicos Electrónicos (HME) en nuestro entorno asistencial.

El incremento de la longevidad y el aumento de patologías crónicas implica un incremento en la demanda de servicios asistenciales (ya de por sí hoy saturados), lo que implica un incremento en la necesidad de recursos tanto estructurales y materiales como humanos, y una oportunidad para la telemedicina y la teleasistencia, tanto para los diagnósticos a distancia (telehealth: telecardiología, teleoftalmología, teledermatología) como para la monitorización remota de pacientes asistidos ya no solo en las unidades de UVI, UCI, REA y boxes de Urgencia de los Hospitales, sino también en Centros Ambulatorios Sanitarios y parasanitarios como las farmacias o centros locales de apoyo rurales; y en los domicilios particulares (asistencia sanitaria domiciliaria), mediante el desarrollo y aplicación de sistemas de detección de signos vitales, el uso de la nanotecnología y la Inteligencia Ambiental (AmI) y su transmisión a través de pantallas interactivas, smartphones y tabletas (iPad), con el desarrollo de las EMRs para los test de diagnóstico preventivo.

 Sanidad del Futuro (e-Health, m-Health, e Inteligencia Ambiental)

Gracias a las TIC existe un auge de la cirugía mínimamente invasiva (CMI) laparoscópica, y de la Cirugía Robótica, con cirugías menos agresivas y de mayor precisión con posibilidad de realización de las mismas a distancia. Asimismo las TIC potencian el desarrollo de la biotecnología, nuevas drogas, y la terapia génica.

En definitiva, las TIC, además de mejorar la calidad asistencial juegan un papel muy importante en la seguridad del paciente y van a suponer un ahorro en el consumo de recursos sanitarios (evitando duplicidades de pruebas diagnósticas) con reducción de los errores médicos, evitando morbilidades asociadas a tratamientos no adecuados, y mejorando la asistencia mediante una medicina basada en la evidencia (MBE).

Las TIC juegan y jugarán un papel muy importante en las Organizaciones Sanitarias, mejorando la calidad, eficacia y eficiencia de los servicios sanitarios, siendo herramientas de gestión estratégica claves para incrementar la accesibilidad y equidad, optimizar los procesos administrativos, mejorando la continuidad asistencial, potenciando la interoperabilidad entre los diferentes Centros y CCAA, dando soporte en la asistencia domiciliaria y gestión de crónicos, mejorando la eficiencia y la sostenibilidad de los Sistemas Sanitarios e incrementando la calidad asistencial y la seguridad de la asistencia ayudando a la toma de decisiones clínicas y de gestión.

El gran desarrollo y potenciación del campo de actuación de las TIC vendrá de la mano de diferentes estrategias posibles de programación como la Responsive Design basada en el desarrollo de páginas web con tecnología HTML5, permitiendo que el mismo código pueda ser visualizado en modo multidispositivo, bien en una pantalla interactiva, ordenador portátil, smartphone o tablet e independizando las aplicaciones de los dispositivos.

Las TIC son el motor del cambio en los procesos de gestión de pacientes crónicos generalmente pluripatológicos y de la potenciación del interface curativo-sociosanitario, en un entorno como el actual en el que hay un modelo sanitario enfocado al cuidado y tratamiento de enfermos agudos.

Las TIC, además de mejorar la calidad asistencial juegan un papel muy importante en la seguridad del paciente y van a suponer un ahorro en el consumo de recursos sanitarios

Actualmente estamos en un cambio de paradigma de modelo sanitario, cambio de modelo asistencial absolutamente necesario y que se encamina hacia una reestructuración de los servicios asistenciales hacia una gestión por procesos matricial y hacia una gestión de la enfermedad Disease Management, lo que implica un cambio organizativo en el que la coordinación es esencial en los dos niveles, a nivel social y a nivel sanitario (entendiendo este como un modelo integrado con interoperabilidad real entre asistencia primaria y especializada), modelo centrado en el paciente y que potencia y fomenta su autocuidado y corresponsabilidad a la hora de gestionar su situación de cronicidad.

Sanidad del Futuro (e-Health, m-Health, e Inteligencia Ambiental)

El potencial de la mHealth radica en la posibilidad de poder interactuar directamente y de manera muchas veces online con los profesionales del sector sanitario, lo que nos permite gestionar nuestra propia salud a través de Internet, todo ello soportado por las tecnologías de la información y comunicación (TIC), convergiendo con las tendencias tecnológicas actuales como la iCloud, un sistema de almacenamiento tipo nube o Cloud Computing.

Asimismo la U-health (salud ubícua), la nanotecnología y la Inteligencia Ambiental (AmI), nos permite conocer el estado biomédico del paciente en su entorno habitual de la vida diaria y ofrecer tanto al médico de Atención Primaria como al Especialista toda la información diagnóstica de interés, permitiendo dibujar un escenario de “Hospital sin barreras” y virtualmente situado en el entorno del paciente. En estos escenarios, el paciente está rodeado de múltiples sensores autónomos que formando redes ad hoc, ya sean BAN (Body Area Network), PAN (Personal Area Network) y/o HAN (Home Area Network), adquieren la información de interés. Este concepto  emergente  de  inteligencia ambiental (Ambient Intelligence, AmI), ofrece la posibilidad  de  que en todo entorno  cotidiano (hogar, en movimiento por la calle, en los transportes, en los lugares  públicos, en los hospitales,...) se pueda tener  inteligencia  integrada  que  facilite la gestión por procesos y la gestión matricial.

El concepto "inteligencia ambiental" es un terreno fronterizo entre los últimos avances  en computación  ubicua y los nuevos  conceptos  de interacción  inteligente  entre usuario y máquina. En el terreno práctico, la inteligencia ambiental  consiste  en la creación  de  una serie de  objetos de uso cotidiano con cualidades  interactivas "suaves" y no intrusivas. Estos sistemas basados en inteligencia ambiental producen  “interfaces  intuitivas”, inteligentes que son incluidas en objetos y entornos  cotidianos, (muebles, ropa, vehículos, carreteras  e incluso en partículas  de pintura o tejidos), capaces  de detectar  la presencia humana.

En los entornos  de  Inteligencia  Ambiental, los dispositivos basados en TIC y los ordenadores se “difuminan”  en el fondo  de  dicho  entorno, mientras  que los individuos  se encuentran rodeados  de “interfaces” inteligentes e intuitivas integradas en todo tipo de objetos. El entorno reconoce  a los individuos  y algunos de sus deseos y necesidades,  así como el cambio  del  propio entorno.

Beneficios de la Telemedicina (e-Health, m-health, Inteligencia ambiental-AmI)

Los beneficios específicos que aporta la Telemedicina en los procesos asistenciales son:

  • Sobre los ciudadanos:
    • Mejor calidad asistencial, bien por tener acceso de forma sencilla y rápida a especialistas o bien por la posibilidad de que los facultativos dispongan de mayor cantidad de información acerca del paciente.
    • Los pacientes evitarán gastos, pérdida de tiempo y la inconveniencia de viajar, en ocasiones largas distancias, para realizar consultas adicionales cuando se requiere contar con la opinión de un especialista.
  • Sobre los profesionales socio-sanitarios:
    • Posibilidad de recabar una segunda opinión para la realización de diagnósticos.
    • Mejora de la coordinación clínica y terapéutica.
    • Apoyo a los médicos que ejercen su labor en zonas aisladas.
  • Sobre la organización:
    • Favorece la equidad y universalidad del servicio sanitario.
    • Mejora la continuidad asistencial.
    • Permite el suministro de asistencia sanitaria de calidad en las zonas remotas del país.
    • Facilita una menor duración de la estancia en el hospital, lo que se traduce en una mejor utilización de los recursos y una mayor rapidez en la incorporación del paciente a su medio habitual.
    • Reduce las necesidades de desplazamientos y transporte que deben ser asumidos por el sistema sanitario.
    • Mediante la utilización de la Telemedicina se puede conseguir que cada entorno asistencial (Atención Primaria y Atención Especializada) disponga de la información suficiente y tenga capacidad para intercambiar la información.

© 2017. Centro de Estudios Financieros contactar

Puede consultar nuestras condiciones generales y política de protección de datos.